Sonntag, 9. November 2014

Dos tipos de confesiones que me parecen no son opuestas: Las que gritarías en público y las que no les dirías a tu familia. Si colocamos eso en un hermoso diagrama de Venn no sé qué demonios podría resultar. Lo que sí es que son ese tipo de confesiones (o no), las que quiero que queden esparcidas por el mundo ¿y por qué no? también por el inframundo.