Sonntag, 16. September 2012

Corta de inspiración

Ando corta de inspiración, que no de temas de que hablar, porque de esos hay muchos, muchísimos en el tintero. Sólo que me pongo a filosofar cuando no tengo ni un lápiz a la mano y cuando estoy frente a la máquina la idea se ha desdibujado. Eso sólo significa una cosa: Debería comprar una libretita y cargarlo por todos lados, hasta en el baño, de tal forma que nada se me escape, nada huya descaradamente de mis manos. En fin, así pasa cuando sucede...