Montag, 16. September 2013

Poemas palíndromos de César Segovia

Son esos ojos océanos.
Reputado tramo, tesoro,
serena malla, lado tenue, reto.
No sé…
Esa mirada…
No sé…
Eso no lo sé.
¿Vemos acaso dioses?
Oíd: sale verbo… salía…
Baja, bella, tú, todo tu talle…
Baja, baila sobre velas.
Dioses oídos.
¿Acaso me ve solo?
No sé eso.
Nada rima.
Sé eso:
No te reúne toda.
La llaman.
Eres oro.
Sé tomar toda tu persona…
[Ecos: ¿Ojos o senos?]

*

Yo soy esa piel arañada,
ese dolor.
Épocas, olor a polillas,
a rama seca,
holograma amargo.
¿Lo haces?
¿Amarás?
Allí lo paró, lo sacó…
Pero lo desea.
¿Dañará?
Leí… pasé…
Yo soy…

*

Otra herida y otra pena soy.
Otro César:
Rey ya seco, nadie…
Soporto otra:
parodiar tu trama no caló su trago.
Himnos solos son mi hogar.
Tú sola, con amar tu traidor, apartó otro.
Poseída no cesa y yerra…
Se cortó. Yo sané…
¡Parto ya! diré harto.