Sonntag, 9. Januar 2011

Alimentos contaminados con Dioxinas

Porque los alemanes también la ca...jetean (y eso, ciertamente, no es divertido) Estas son cosas que pasan en países inclusive considerados de "primer mundo":



La imágen corresponde a la portada del periódico Die Welt del día 8 de enero del 2011 (http://www.kiosko.net/). El encabezado principal dice "Politik fordert harte Strafen für Dioxin im Ei", algo así como: Política pide sanciones duras para las dioxinas en los huevos. 

Resulta que en Alemania se ha desatado el escándalo porque en miles de granjas los animales, que incluyen cerdos y gallinas, fueron contaminados con una sustancia llamada dioxina, la cual es un químico muy tóxico que se utilizó para producir el alimento para los animales. He leído en algunas páginas que la dioxina puede causar cáncer en seres humanos. La wikipedia también menciona que "recientemente se ha encontrado una asociación de las dioxinas con la génesis de la endometriosis, una enfermedad ginecológica caracterizada por el crecimiento del tejido endometrial por fuera de la cavidad uterina y que puede ocasionar dolor pélvico, dismenorrea o dolor menstrual e infertilidad".

Al parecer todo fue causado porque el pienso (o forraje como se le conoce de este lado del planeta) que se les daba a los animales estaba contaminado con la dioxina, el cual contaminaba obviamente al animal y sus derivados. Aunque por lo que sé, todavía se desconocen las causas exactas que orillaron a distribuir el pienso contaminado y sobre todo la forma en que esto ocurrió.

Esto es por tanto un asunto delicado, pues imaginemos las numerosas pérdidas que está teniendo este sector, el desabasto de estos alimentos que pudiera estar ocurriendo en el país germánico, pero sobre todo las repercusiones en la salud de las personas que pudieron haber consumido los alimentos contaminados.

Ya el Gobierno alemán a través de Lla ministra de Agricultura, Ilse Aigner, anunció en Berlín un nuevo plan de acción de diez puntos para reforzar y unificar los controles en toda la cadena de producción de pienso, reforzando los controles sanitarios y endurecieno las penas a los infractores.

En otra próxima entrada de carácter "más amable" pondré algo de estos peculiares personajes que aparecen en la portada, creados por Loriot, un caricaturista alemán.