Montag, 1. November 2010

¿Me da mi calaverita?

Y en este punto del planeta la tradición reza así: Cada primero y dos de noviembre los chamacos salen disfrazados a cada changarro y casas a pedir su calaverita. Esto es porque se cree que en este día los difuntos cruzan esa línea delgada de la muerte y vienen a visitar a sus seres queridos. Los vivos entonces ofrecen la comida que más le haya gustado al difunto en vida (en estos días no se encuentra otra cosa en las panaderías más que pan de muerto ¬¬" pero no sabe tan mal.

El "queremos calaverita" es como decir que nos echen la mano para poner nuestra ofrenda con lo que sea la voluntad de cada uno. Claro que ahora la juventud solo quiere divertirse y pasar un buen rato (y de paso ganar algunos dulcesillos para picarnos las muelas :D) y el resto es cosa meramente estadounidense U_U brujas, diablillos, etc, etc...

Así, el primero se recuerda a los fieles difuntos (aquellos bebés, niños, jóvenes que pasaron "a la vida eterna... la mamá de Forrest Gump dice que la muerte forma parte de la vida) y el 2 de noviembre a todos los adultos que fallecieron.


Tons que ¿Me da mi calaverita?





Y acá una imagen de la exposición de ofrendas en las famosas Islas de Ciudad Universitaria, UNAM, el pasado 29 de Octubre de 2010... ah porque el tema eran los 100 años de la Universidad, el Bicentenario de la Independencia de México y el Centenario de la Revolución Mexicana. ¡Ay que monito!