Samstag, 7. März 2015

Sal de mi mente

Cuando me descubro muy estresada o muy sentimental con ganas de llorar, suelo reír, primero porque las dos cosas se me hacen muy tontas, vivir estresada y llorar por tonterías y segunda, para ver si así vuelvo al equilibrio. Suelo lograrlo, aunque otras veces simplemente me desmorono.

Tiré la leche en la alacena, haciendo un batidillo. Dice mi ma que es por no dormir bien. Esta vez le creo y sé bien quién es el culpable de mis pesares.

Ayer casi me aplasta el metrobús y yo solo pensaba y anhelaba que él estuviera ahí conmigo, necesitaba un abrazo, pues...

¡Ya por favor! Sé que no vas a volver pero entonces no me mortifiques más YA NO ME QUITES EL TIEMPO, SAL DE MI MENTE, ME DEBILITO DEMASIADO SI PIENSO EN TI Y DE VERDAD, YA ME SIENTO MUY AGOTADA.