Sonntag, 8. Dezember 2013

[PC19] 왕의 남자 - El Rey y el Payaso


"El hombre del rey" sería la traducción más literal de acuerdo a mi insípido conocimiento del coreano; no obstante se ha traducido como El rey y el payaso. Es la primera película coreana de corte histórico que veo (y esto porque no soy muy aficionada a las películas de éste genero ya sea de Corea o de cualquier otra cultura), de hecho, la adquirí por sugerencia de mi profesora de coreano. Y sí, me ha gustado, una tragicomedia de esas que lo dejan a uno con un sabor agridulce al final.

Me agrada saber que he logrado entender una que otra palabra, vocabulario, verbos y alguna que otra frase, como 그래, 같이 맞아 죽자 (entonces moriremos juntos), donde sólo me ha fallado lo de "맞아"

¿Y qué aprendimos? Que el rey estaba loco, loco, que mató casi a todos los actores de la película, que el que nace para juglar lo será hasta una vez reencarnado, que los hombres siempre ha sido perversos y que los hombres pueden tener un cutis envidiable, que las marionetas pueden ser muy divertidas, incluso para el Rey (los ministros tenían corazón de piedra, por eso nada les hizo gracia), que la sátira hacia el gobierno ha existido desde siempre en cualquier parte del mundo, que la amistad es lo mejor que podemos tener, que el sonido del 꽹과리 (instrumento clásico en el 사물놀이, de hecho es el instrumento líder) no acaba de convencerme, siento que es muy molesto para mis "delicados" oídos.

Muchos muertos. Pero como me dijo alguien, la culpa la tuvo Gong-gil por ser tan guapo y gustarle a los hombres.

- ¿En qué cuerpo se reencarnará tu alma? ¿El de un noble?
- No, no.
- ¿Un Rey, entonces?
- Eso tampoco me agrada.
- Quiero ser un juglar nuevamente.
- ¡Tonto! ¿Por qué buscar de nuevo la causa de tu ruina?
- Entonces ¿qué nuevo cuerpo te espera?
- ¡Ninguno!
- ¡Un juglar! ¡Y nada más!
- ¡El mundo no es más que un escenario! Real es quien se exhibe con elegancia por un rato, ¡y sale con estilo!
- Entonces juntos de nuevo, Debemos vagar magníficamente
  por esta tierra bendecida!

Juglar: 1 En la Edad Media, artista ambulante que divertía al público con bailes, juegos, interpretaciones u otras habilidades. 2 En la Edad Media, artista con cierta preparación cultural, que sabía tocar un instrumento y que actuaba en ambientes cortesanos, recitando o cantando poemas épicos o trovadorescos.