Sonntag, 27. Januar 2013

[PC09] 이태원 살인사건 - The Case of Itaewon Homicide


Basada en la historia real sucedida el 3 de abril de 1997. Un estudiante universitario, Jo Jong Pil, cruza su camino con unos jóvenes en un local de Hamburguesas en Itaewon, Corea del Sur. El chico es encontrado más tarde muerto a puñaladas en el baño del restaurante. Se sabe que dos Coreano-americanos,Pearson y Alex, entraron al baño después de Jo Jong Pil y se convierten en los principales sospechosos. La fiscalía ahora debe determinar cuál de los dos cometió el crimen.

Fue como un capítulo más de La ley y el orden o cualquier otra serie gringa de corte policiaco. Es una película para pasar el rato, que revela antes que nada que en todos lados se cuecen habas, también en Corea la vida no es justa. Y también hay desperfectos en el sistema legal. Supongo que le pusieron escenas algo cómicas como la escena de "típica posición para orinar" quizás con el propósito de darle un poco más de movimiento a la película, pero creo que estuvo de más porque es un asunto serio, alguien fue asesinado y no es posible que el abogado y el fiscal hicieran ese tipo de espectáculos ¿O realmente pasó así en el juicio? No sé qué pensar. Por otro lado, da gusto encontrarse con Sukkie después de haberlo visto en DoReMiFaSolLaTiDo y en Baby and me. Me agrada este actor, cantante, modelo... Pero me encanta su actuación que yo calificaría de "camaleónica". De hecho creo que es algo que todos los actores deberían de tener pero no todos lo logran. Jang Geun Suk sí, puede pasar de ser totalmente carismático a mostrar un aspecto de presunto asesino y eso en un instante. ¿Quién fue el culpable? Mmm... no me pregunten, si los de Corea no pudieron con el caso menos yo. Pero... Sukkie, el adorable Sukkie no pudo haber sido... Fue Alex. Aunque, como dice mi compañera de función: Parson (Sukkie) era el que sabía manejar la navaja, pero Alex fue el que declaró que estuvo muy divertido... sólo para eso sirve esa película, para dejarte pensando en quién pudo haber sido y también para enojarte y enfurecerte e indignarte porque alguien inocente murió y el criminal y su cómplice libres como si nada. Lo que sí es que Parson tuvo una gran habilidad para ganarse al fiscal y ponerlo de su lado, si eso realmente ocurrió quizás eso influyó para que se entorpeciera el caso.