Montag, 31. Oktober 2011

Sabina y la Muerte


“Tengo miedo a la muerte y muchísimo miedo a la estupidez humana” J. Sabina
  • La muerte viaja en ambulancias blancas, pongamos que hablo de Madrid. 
  • Cuando la muerte venga a visitarme, que me lleven al sur donde nací. 
  • ¿Cómo no ibas a verte envuelta en una muerte con asalto a farmacia? 
  • Nos hicimos unas fotos de cabina en tres minutos..., parecemos la cuadrilla de la muerte. 
  • Nadie le advierte que al cielo no se va en limusina, que mala suerte que no acepte la muerte propinas. 
  • A ti que te diviertes jugando con la muerte al escondite. 
  • Y, aunque la muerte le aterraba pensó que si la pálida dama llegaba no desperdiciaría la ocasión de ver qué tal besaba. 
  • Si la muerte hiciera mutis por el foro, si pudiera yo quererte hasta el final. 
  • Parece que fue ayer cuando se fue al barrio que hay detrás de las estrellas, la muerte, que es celosa y es mujer, se encaprichó con él y lo llevó a dormir siempre con ella. 
  • Vamos a matar la muerte, vamos a inventar una canción por la gente sin voz que no quiere olvidar.
  • Por esos labios, que sabían a puchero de pensiones inmundas, habría matado yo, que, cuando muero, ya nunca es por amor.  
  • Acércate a su puerta y llama si te mueres de sed, si ya no juegas a las damas ni con tu mujer. 
  • Este virus que no muere ni nos mata. 
  • Que los que esperan no cuenten las horas, que los que matan se mueran de miedo. 
  • Y morirme contigo si te matas y matarme contigo si te mueres porque el amor cuando no muere mata porque amores que matan nunca mueren. 
  • La muerte es sólo la suerte con una letra cambiada 
  • Siempre que la muerte viene tras mi pista me escapo por pies 
  • Desde que salgo con la pálida dama ando más muerto que vivo, pero dormir el sueño eterno en su cama me parece excesivo. 
  • Dicen que hay besos de esos que, te los dan,y resucitan a un muerto. 
  • ¿A quién le puede importar, después de muerto, que uno tenga sus vicios…? 
  • Ni tú bordas pañuelos ni yo rompo contratos, ni yo mato por celos ni tú mueres por mí, 
  • Los tuertos que no quieren ver visiones, los muertos que se mueren con las ganas.